Paciencia, precisión y oficio, elementos importantes para la elaboración de las piezas de orfebrería.